Una red global de investigadores

Lidiando con la revisión de pares

Creado por AuthorAID Team | 20 de Octubre de 2017  | Research skills Peer review

La revisión de pares es el único método aceptado para validar la investigación—pero no siempre es un proceso directo. En esta entrada, la Dra. Carole Sargent da sus mejores consejos para entender y responder a las revisiones negativas.

La revisión de pares puede ser un proceso extraño, pero es lo mejor que tenemos en la academia. Puede ser muy útil, y mejorará tu artículo. ¿Pero que pasa cuando es confusa o está mal? Las primeras dos páginas de este artículo en el European Journal of International Law explica perfectamente los peligros de la revisión de pares, y resalta el punto que los editores entienden completamente lo problemático que puede ser el proceso.

Entendiendo las revisiones negativas

Los problemas con la revisión de pares pueden caer en una de estas categorías:

  1. Muy específica: Este revisor escribe cuatro cuartillas a espacio sencillo de notas detalladas sobre cada aspecto de tu investigación. Para agradar a este revisor necesitas escribir un artículo completamente diferente—que es innecesario.
     
  2. Muy vago: Este revisor quiere algo diferente, pero no te dice qué. Estas revisiones suelen ser cortas y poco específicas, de tal manera que te sientes mal por tu trabajo pero no sabes por qué.
     
  3. Consejos contradictorios: ¡Algunas veces los pares no se ponen de acuerdo entre ellos! No es divertido tratar de averiguar por qué un revisor está encantado con tu trabajo y otro lo odia.
     
  4. Sugerencias inapropiadas: Los revisores pueden pedir cosas que no son adecuadas para tu investigación. Esto sucede cuando los revisores vienen de diferentes áreas, o cuando simplemente no hacen un buen trabajo al momento de revisar.
     
  5. Lenguaje desmotivador: Como es anónimo, algunos revisores insultan tu trabajo. Por ejemplo, pueden decir que ni siquiera es digno de posgrado, o que está bien para una revista de poca monta, pero no para la excelente revista a la que enviaste el trabajo. Otros revisores poco amables también se enfocarán en tu gramática, tema y habilidades de argumentación.

Ayuda un poco recordar que todos recibimos comentarios desagradables de vez en cuando—incluso los investigadores experimentados que han publicado muchos artículos. Serás realmente profesional si aprendes a responder rápidamente y sin sentimientos.

Respondiendo a las revisiones negativas

Aquí están mis estrategias favoritas para responder a una decisión de “revisar y reenviar”:

  1. Usen lo mejor, y desechen el resto: No están obligados a hacer todo lo que piden los revisores. Muchas de sus sugerencias son útiles, pero otras no—y el editor lo sabe.
     
  2. No te ofrezcas a hacer todo: Escriban un plan de revisión corto y obtengan aprobación del editor antes de revisar cualquier cosa. Enlisten cada punto en el mismo órden que en la revisión de pares para que el editor no tenga que buscarlo. Los editores suelen poner la carta de los revisores y tu plan lado a lado y revisan cada punto.
     
  3. Hagan revisiones mínimas: A menos que el editor diga lo contrario, se espera que el artículo revisado se asemeje al original. Si reescriben completamente, forzarán a que se someta a una nueva ronda de revisión de pares—y seguramente no quieres eso.
     
  4. Mantente positivo, profesional y neutral: Los editores no quieren recibir tus frustraciones. Muchas veces están de acuerdo contigo, pero no lo pueden decir. Si deben defender por qué hicieron algo de cierta manera, díganlo brevemente. Siempre mantengan un tono profesional y respondan de forma breve y oportuna—de esta manera, los editores estarán encantados de trabajar contigo.

Si se les pide que revisen y reenvíen el artículo, regresen el artículo revisado lo más pronto posible, dándole prioridad por encima de otros trabajos escritos. Es muy probable que la nueva versión sea publicada, así que trátenla como prioridad.

Si obtienen un rechazo, busquen lenguaje específico que diga: “si este artículo hace x o y, entonces lo reconsideraría”. Este tipo de lenguaje es una pista de que debes revisar el trabajo y  y luego comenzar un nuevo proceso de envío con la misma revista. No es un rechazo completo (algunos académicos lo llaman rechazo y reenvío).

Sin embargo, si es un rechazo completo, revisen el artículo (si acaso), y luego  busquen otra revista del mismo rango o más alta. No busquen una de menor rango. Después de todo, una vez que hagan las revisiones tendrán un mejor artículo. No es más rápido ni mejor enviar a una revista de menor rango—y a veces si tiras más alto, te acercas a los recursos que puedan ayudarte a mejorar tu trabajo.
 

La Dra. Carole Sargent es Directora fundadora de la Office of Scholarly Publications en Georgetown University, EEUU, dónde provee consejos para profesores sobre cómo publicar en una revista de alto rango y las imprentas universitarias de mayor prestigio.

blog comments powered by Disqus