Una red global de investigadores

Consejos para mejorar sus habilidades de escritura y edición académica (parte 1)

vista en miniatura de la imagen del artículo
Creado por AuthorAID Team | 18 de Julio de 2017  |

En la primera de dos partes, la estudiante de doctorado y mentora de AuthorAID Rachel Strohm comparte sus consejos sobre escritura académica

Escribir para publicación es una de las actividades más comunes en la vida profesional de un académico—y una de las más retadoras. Sin embargo, cualquiera puede ser un mejor escritor si trabajan para expresarse claramente, y editan su trabajo después de escribir. Mejorar la calidad de la escritura y edición también aumenta la probabilidad de que el artículo sea aceptado para publicación.

Aquí están mis cinco consejos para escribir claramente:

1. Utilicen lenguaje simple

Muchas personas creen que la “verdadera” escritura académica debe incluir muchas palabras largas y enunciados complejos. En general, sin embargo, utilizar palabras raras y rebuscadas hace más difícil que el lector entienda lo que están diciendo.

El punto de un artículo académico no es presumir su excelente vocabulario, sino relatar claramente sus excelentes hallazgos. Revisen el último artículo que escribieron y traten de encontrar palabras que puedan ser reemplazadas por sinónimos más simples. Similarmente, traten de cortar los enunciados más largos. Si tienen un enunciado largo unido por un punto y coma, casi siempre será más fácil de entender si lo separan en dos enunciados.

2. Sean concretos

Muchos autores escriben en términos extremadamente generales cuando presentan un tema al inicio de su artículo. Por ejemplo, es común encontrar enunciados como : “Argumento que la calidad democrática en África está mejorando debido a una mayor participación de la sociedad civil”. Sin embargo, ¿qué es la “calidad democrática”? ¿Cómo definen “participación de la sociedad civil”, y cómo sabemos que está aumentando? Y, ¿dónde en África, específicamente?

Una mejor estrategia es dar a los lectores una imagen mental vívida de lo que están diciendo. Por ejemplo, en vez de utilizar un enunciado genérico como el de arriba, pueden decir: “Encuentro que el porcentaje de ciudadanos Kenianos que asistió a una reunión comunitaria sobre combate a los abusos de los derechos humanos aumentó en un 20% desde el 2008. También encontré que es más probable que los ciudadanos que asisten a estas reuniones contacten a sus representantes y les soliciten que discutan los abusos a los derechos humanos. Esto muestra que los ciudadanos Kenianos utilizan las instituciones democráticas para resolver problemas en sus comunidades. Es decir, la calidad democrática está aumentando debido a una mayor participación de la sociedad civil.” 

Ahora, estos son cuatro enunciados en vez de uno. Pero le dicen al lector exactamente lo que están discutiendo—y es mucho más interesante que un artículo genérico sobre “la participación de la sociedad civil”. 

3. Cuándo organizen su artículo, agrupen las ideas relacionadas

Este asunto se ve con frecuencia en las revisiones de literatura. Por ejemplo, un autor puede tener un párrafo sobre la guerra civil de Ruanda, pasar a la justicia transicional postguerra, y luego tener otro párrafo sobre la guerra en sí. Sería mejor poner el segundo párrafo sobre la guerra inmediatamente después del primero. 

De igual forma, si relatan la historia de un país o política o programa, asegúrense que le dan al lector un recuento cronológico claro de los eventos que describen. Esto les ayudará a reconocer las situaciones en las que pueden agrupar las ideas similares. 

4. No se repitan

Este es uno de los problemas que encuentro más frecuentemente. Las personas escriben un enunciado interesante, luego repiten la misma idea, en una frase ligeramente diferente, en el mismo párrafo. Relean su artículo más reciente y busquen aquellas frases repetidas que puedan eliminar. 

La repetición es un problema particular de la sección de conclusiones del artículo. Muchos autores repiten la introducción casi palabra por palabra. Es más interesante utilizar la conclusión para discutir futuras preguntas de investigación que surjan del artículo. Esto también muestra que tienen muchas ideas más allá de las que discuten en el artículo actual. 

5. Escriban un abstract claro e interesante

El abstract es su oportunidad para que los lectores se interesen en su idea. El tip más importante que puedo darles es que describan claramente su pregunta de investigación y sus hallazgos principales. 

Aquí hay un formato sencillo para el abstract. El primer enunciado debe ser la pregunta de investigación. (O, si es necesario para que el lector entienda la pregunta, añadan un enunciado antes que provea contexto para la pregunta.) El siguiente enunciado o dos deben resumir el consenso académico sobre el tema, y explicar por qué esto deja algunas preguntas sin respuesta. El último enunciado debe incluir sus hallazgos. 

Lean los consejos de Rachel para editar su trabajo académico la próxima semana en la parte 2. 

Rachel Strohm es candidata doctoral en ciencias políticas en University of California, Berkeley. También es cofundadora del  Mawazo Institute, una organización sin fines de lucro que ayuda a las mujeres del este de África a iniciar sus carreras como académicas y expertas en política. Es una activa mentora de AuthorAID desde el 2015.  

blog comments powered by Disqus

Signup for email alerts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Discussion Forums