Contacto

Ayudando a que los investigadores de los países en vías de desarrollo publiquen su trabajo

Cómo establecer colaboraciones de investigación productivas

vista en miniatura de la imagen del artículo
Creado por AuthorAID Team | 15 de Enero de 2018  |

Con el ambiente académico y científico volviéndose cada vez más demandante, establecer colaboraciones externas se convierte en una habilidad de supervivencia. En esta entrada,  Richard de Grijs, Profesor de Astrofísica en el  Kavli Institute for Astronomy and Astrophysics, Peking University, comparte sus consejos sobre cómo empezar colaboraciones.

Hace algunos años me invitaron a compartir consejos prácticos sobre cómo establecer colaboraciones internacionales de investigación para la influyente colección ‘Ten Simple Rules’ de la revista  PLOS Computational Biology. Debido a que la investigación científica se esta volviendo cada vez más interdisciplinaria y compleja, es muy probable que tu grupo de investigación no tenga acceso a toda la experiencia o equipo necesario para convertirse en un investigador productivo. Como consecuencia natural, establecer colaboraciones de investigación externas se convierte rápidamente en una habilidad clave en el ambiente científico competitivo actual.

Por lo tanto, en esta entrada he reunido algunas de las “reglas” más importantes para establecer estos lazos colaborativos, con un enfoque particular en las necesidades de la comunidad de AuthorAID.


1. Determina tus necesidades

No  te apresures a entablar una colaboración, sin importar los posibles niveles de financiamiento que se ofrezcan. Asegurate que la colaboración sea productiva: selecciona a tu colaborador de tal manera que puedan proveer el conocimiento, perspectivas o habilidades complementarias que puedan faltarle a tu equipo, o que tengan acceso a equipo, investigación de campo, poblaciones, y otros recursos a los que no puedas acceder por ti mismo. En vez de apresurarte a formar una colaboración con alguien más experimentado sólo porque se ve bien en tu CV, considera si comparten un pasión por la investigación que harán a futuro.


2. Considera el tipo de colaborador deseado

Estar asociado con un profesor de renombre en tu área puede verse bien en tu CV pero, ¿realmente crees que tendrá el tiempo para realizar la investigación detallada que necesitas para avanzar en tu carrera? Recomendaría que establecieras lazos con investigadores junior que podrán dar seguimiento  a los acuerdos prácticos de la investigación, de tal manera que ambos puedan cosechar los resultados de una colaboración que beneficie a ambos. Es beneficioso que contactes a los colegas anteriores de tu colaborador potencial para asegurar que esta persona es confiable y hará lo posible por cumplir con sus obligaciones. Escribir varias publicaciones de alto perfil que establezcan el tono a futuro tendrá un impacto más positivo en tu carrera que tener a un profesor experimentado como último autor en un artículo regular.


3. Ofrece beneficios tangibles

Los investigadores productivos suelen tener agendas extremadamente ocupadas, pero pueden recibir nuevos colegas en su equipo si las condiciones son las correctas. En vez de simplemente pedir ayuda o recursos, tienes más probabilidades de ser notado si puedes ofrecer beneficios tangibles a cambio. Estos pueden incluir tus conocimientos y habilidades, datos que has recabado, un compromiso de tiempo significativo por parte de tu equipo, o estudiantes de intercambio. Las colaboraciones deben incluir dar y recibir para que sean exitosas y productivas.


4. Explora la forma práctica de establecer una colaboración

Las colaboraciones de alto perfil requieren más recursos. Mientras que el acceso a datos, equipo y conocimiento es clave, establecer una relación personal es casi igual de importante. Las colaboraciones de muchos años se convierten en amistades verdaderas, lo que añade otra dimensión a los esfuerzos en conjunto. Considera como establecer relaciones personales; las opciones son numerosas pero deben considerarse cuidadosamente. Piensa en asistir a conferencias en tu área, hablar con científicos visitantes, o incluso solicitar fondos que apoyen intercambios para “probar las aguas”. Muchas agencias de financiamiento proveen becas pequeñas que permiten a los investigadores explorar intereses similares para potencialmente iniciar una colaboración más sustancial.


5. Sé un buen ciudadano

Las colaboraciones externas requieren esfuerzo sustancial de ambos lados para ser exitosas. Cumple tus promesas, cumple con las fechas límite y sobre todo, mantente en comunicación. Considera que la comunicación por vías electrónicas no transmite las sutilezas de las interacciones cara a cara y pueden surgir malos entendidos muy fácilmente. Se consciente de cómo puede percibirse tu mensaje y cuidate de posibles situaciones de conflicto. .

 

¡Buena suerte!


Richard de Grijs es un astrofísico profesional con más de 20 años de experiencia publicando artículos en revistas internacionales. Ha sido editor científico de las principales revistas de su área y es Editor suplente de The Astrophysical Journal Letters.

blog comments powered by Disqus

Eventos Próximos

No hay eventos disponibles