Una red global de investigadores

Los ingredientes para una colaboración exitosa

vista en miniatura de la imagen del artículo
Creado por AuthorAID Team | 8 de Agosto de 2017  |

La Dra. Rahab Muinga, experta en nutrición animal en Kenia, comparte sus consejos para una colaboración de investigación efectiva con otros investigadores.

Cuando observo el camino que ha seguido mi carrera, me convenzo que no hay investigación sin colaboración. A lo largo de los años, he pasado de tutorada a mentora—y he aprendido los fundamentos de la investigación a través de mis colaboraciones con otros investigadores.

Mi primera experiencia de colaboración ocurrió en 1977. En ese entonces yo era asistente de investigación en la Animal Husbandry Research Station en Naivasha, Kenia (que ha cambiado su nombre a  KALRO Naivasha). El director me asignó la tarea de hacer una revisión sobre el trigo como alimento para ganado. Armada con una licenciatura en Agricultura, busqué  todos los libros relevantes en la biblioteca y envié mi reporte dos semanas después. ¡Me regresaron el documento dos días después con muchas correcciones!

Esta fue la primera vez que trabajé en un trabajo de investigación con otra persona, y me enseñó la importancia de escuchar a investigadores más experimentados para mejorar mis habilidades. Las correcciones no tenían mucho sentido al principio y era tentador ignorarlas—pero siempre hay algo que aprender de los investigadores con más experiencia.

Les recomiendo a los investigadores que inician su carrera que no teman pedir ayuda a los investigadores más experimentados cuando de editar publicaciones se trata. Por ejemplo, la respuesta a mi primer intento de publicación en una revista fue: “reescriba y envíe como nota breve”. Le compartí el mismo manuscrito a un investigador experimentado que lo editó—y ¡fue aceptado como artículo en la misma revista!

Flexibilidad y trabajo en conjunto

Mi experiencia me ha enseñado que es importante buscar oportunidades para colaborar, y , de ser necesario, adaptarse rápidamente. Por ejemplo, durante mis estudios de maestría, mi supervisor decidió reclutar estudiantes para trabajar en algunos aspectos de una beca de investigación que había obtenido. Aunque inicialmente yo había propuesto trabajar sobre cereales en la nutrición del cerdo, cambié mi tema a raíces y tubérculos en aves de corral para poder ser parte de este proyecto. Esto resultó ser una colaboración sinergística, en la que mi supervisor tenía a alguien (¡yo!) realizando trabajo importante y yo pude obtener mi certificado de maestría.

Diez años más tarde, una proyecto de investigación colaborativa en mi institución requería de un científico para realizar un estudio nutricional de lácteos. El proyecto presentaba una oportunidad para desarrollar un doctorado. Pude haberlo ignorado, ya que estaba haciendo investigación en aves de corral—pero me uní al equipo multidisciplinario como experta en nutrición animal. Como un proyecto holístico, requería que todos los miembros del equipo trabajaran juntos. Después de cinco años, nuestros esfuerzos colaborativos resultaron en publicaciones en revistas y conferencias, así como mejor tecnología de lácteos y desarrollo de capacidades para los científicos, tres de los cuales obtuvieron doctorados. El líder del proyecto era un investigador experimentado que fue mentor de los tres investigadores jóvenes.

Beneficios de la mentoría

Después de 20 años trabajando como investigadora, fui designada a un puesto administrativo. Esto me abrió muchas oportunidades para supervisar trabajos en otras disciplinas y trabajar con investigadores con diferentes especialidades.

Fue en este tiempo que tuve la oportunidad de dar mentoría a investigadores jóvenes. Después de escribir propuestas de investigación, mis colegas y yo buscábamos estudiantes que pudieran ayudar con proyectos. Yo co-supervisaba el trabajo de los estudiantes y la escritura de su tesis junto con los supervisores de la universidad-- mi responsabilidad era asegurar que los estudiantes cumplían los requisitos académicos. Esta colaboración permitió a los estudiantes ser mentorados por científicos experimentados en un ambiente de investigación, y ser coautores de publicaciones científicas.

He visto enormes beneficios de la mentoría. Los investigadores experimentados pueden ayudar a los más jóvenes a asegurar que sus manuscritos se conformen a los requisitos específicos de la revista. No sólo esto ayuda a los investigadores al inicio de su carrera a publicar su trabajo, también les ayuda a evitar publicar en revistas depredadoras.

Acciones para colaboraciones exitosas

Finalmente, para una colaboración sustentable es importante:

  • Trabajar en consulta desde el desarrollo del concepto hasta la publicación de los resultados; los colaboradores deben estar involucrados en todas las discusiones y decisiones
  • Tener un contrato firmado que especifica los términos de referencia y roles para cada colaborador
  • Establecer las reglas de la colaboración y tener un protocolo bien definido para implementar las actividades. Esto debe incluir un plan de trabajo claro y un presupuesto indicando la contribución de cada colaborador y los gastos autorizados
  • Reunirse regularmente para revisar los logros y planear los siguientes pasos. Esto ayuda a monitorear el avance hacia el producto final
  • Estar de acuerdo en los tiempos y formatos para entrega de los reportes
  • Predeterminar la autoría de las publicaciones y compartir las posiciones para evitar que una sola persona sea siempre el primer autor
  • Cultivar una relación de trabajo cordial y una estrategia de salida de la colaboración

La Dra. Rahab Muinga es investigadora principal/Jefa de la Sub-unidad de Conocimiento e Información en la Kenya Agricultural and Livestock Research Organization (KALRO). Tiene estudios en nutrición animal, y también es mentora de investigadores al inicio de su carrera.

blog comments powered by Disqus

Signup for email alerts

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Discussion Forums